sábado, 20 de febrero de 2010

DESNUDANDO LA NOCHE



Nos mece en ilusión la noche acurrucándonos,
en su regazo, deja que el corazón, latido a latido…
busque cada momento vivido en la felicidad,
no tan solo en el amor, sino en tu mirada.
.
Deja que el sueño te acompañe en las noches,
que las luces del alma se enciendan en tus ojos,
deja que te quieran, quienes en verdad te quieren,
y llenen de sensaciones que tan solo tu sientas.
.
Deja mil sueños llenar de rosas tu alcoba,
bañando la esencia de todo el esplendor,
rodeando de sensaciones cada uno de sus pétalos,
que tan solo tú, esparces dentro de ti.
.
Déjame que te llene con la luna, esta pasión,
nacida en los dos, observando un poema,
déjame tan solo que te quiera por los dos,
diciéndote al oído lo que siento por ti.

En cada sueño una realidad de dos,
que del lugar nos nació el crear,
cada bello sueño que en ti se transforma,
en esta realidad de amar sin un sueño.

Lugar en que vientos y fríos arrecian,
no levantes la tempestad, donde la calma…
encontró el lugar de sentir lejos la soledad,
y vencer la pasión de dos cuerpos.

Vence el dolor que sentimos…
unas horas que ven pasar el tiempo,
como el sol que se esconde tras los dos,
pero dejan la belleza en tu cuerpo.


1 comentario:

Maria José Acuña Belaustegui dijo...

Con tu verso desnudas los sentimientos y el alma, nunca te leí tan profundo, y con esa ternura que irradia tu ser, besos mi poeta